martes, 12 de marzo de 2013

*Capitulo 1*

Vivir en un mundo como este no era del todo emocionante, no solo por el hecho de que solo existimos los Creepers, Arañas, Skeletons y otras "especies", si no porque nuestra vida solo tenia un solo sentido. En mi caso como toda Creeper debo hacer explotar cosas, no solo con el final de destruir si no también por diversión; podría decirse que somos personas a las cuales nos agrada destruir cosas sin sentido alguno. No tengo amigos y mucho menos amigas, la mayoría de las personas que conocen nuestra naturaleza piensan que somos monstruos sin cerebro a los cuales solo les gusta hacer estallar cosas. Por suerte, tengo una amiga que me conoce muy bien y me comprende. Hone, una chica bastante sería para su edad. Pertenece a los Skeleton y por ese hecho todo el mundo sabe que es muy buena con el arco y flecha. Todos los que conocen a Hone le tiene bastante respeto, no solo por el hecho de que podía quitarte la vida con tal solo una flecha si no también por el hecho de ser tan madura, demasiado para tener solo 15 años. 

Midori, apúrate tu padre te esta esperando... -Ve a la joven Creeper mirar la "aldea" de los Endermans.-

-Sonríe.- Lo siento, es que me quede pensando en lo extraños que son ellos... Pueden llegar a dar escalofríos.-Paso su mano sobre su chaqueta verde.-

Pues por que crees que no nos dejan acercarnos a ellos...

-Ríe un poco.- Pero también pensé que no pueden ser tan malas personas.

Apúrate bajita, tu padre debe de estar furioso...

Ser un enderman no es mas que mover objetos de aquí para allá, eso no tiene sentido alguno. ¿Ah quien rayos le parece eso emocionante? Y ¿Quien fue la persona que nos dio esa tarea desde un principio? Ademas de tener que hacer esto, todos los demás nos temen por nuestra gran altura y nuestros brillantes ojos. Realmente no somos tan "terroríficos", solo que nuestra "forma" es algo esbelta. Ademas de eso y muchas cosas mas, odio los días como hoy por ejemplo. La lluvia me prohíbe el paso, sucia agua asesina. 

...    

No hay comentarios:

Publicar un comentario