jueves, 6 de junio de 2013

*Capitulo 8*

Lentamente abrí mis ojos, no me encontraba con Kuro, es más no lograba verlo por ninguna parte. Me encontraba en los brazos de Shinda, el joven zombie, Hone iba a un lado junto con su arco y flecha. A decir verdad, no se veía para nada feliz así que decidí no agregar comentarios. Llegamos a la puerta de mi hogar, en la cual, se encontraba mi padre, con solo ver su mirada pude notar que estaba enfadado. El zombie me bajo de sus brazos y me dejo cara a cara con mi padre, aunque el es mucho mas alto que yo, ni una palabra salió de mis labios, entre a la casa y me encamine hacía mi cuarto. 
Recibí el regaño de mi vida, al parecer uno de los Creepers de la aldea me vio con Kuro y fue a informarle a mi padre de dicha situación. 

-No puedo creer como tu, Midori, pudiste romper una regla tan importante para "nosotros". 

-¡Por favor! Ellos no son malos y puedo asegurarlo he estado con uno, son normales como cualquier "especie" que habita aquí. -Molesta.-

-Que uno haya sido amable contigo no quiere decir que todos lo sean, Midori.

-Pues que los demás digan que son malos, tampoco quiere decir que lo sean, papá. 

Cerré la puerta tras la ultima oración, odiaba profundamente el hecho de que mi padre u otras personas opinaran sobre algo que no conocían, en mi punto de vista es detestable. 
Me recosté en mi cama, deseaba ver a Kuro y saber como se encontraba...



                                                                          ----    

Mi vida en este momento esta colgando de un hilo, al parecer mi padre se a enterado de que me he estado encontrando con un Creeper y desea hablar conmigo. No me sentía nervioso ni nada por el estilo, pese que nunca le he dado importancia a hablar con mi padre. Ademas, siempre se encontraba ocupado cuando lo necesitaba y por ese simple hecho comencé a perder ese poco de respeto que tenía por el. Se muy bien que es uno de los Endermans con más "poder" y todos le tenían bastante respeto , ya que nuestra familia es una de las más ricas en toda la aldea. 
La puerta se abrió lentamente, mi mirada de desprecio fue notable al ver el rostro de odio de mi padre. Detrás de el se encontraba una pequeña bola negra, ella era mi hermana menor, mejor dicho, una de mis hermanas. Para ser sinceros, mi familia es muy numerosa y tengo más o menos unos 8 hermanos. 

-Te das cuenta de la idiotez que has cometido, ¿No?

- ¿Y tu crees que a mi me interesa?

-No voy a darte ningún castigo, solo te diré. Que si vuelvo a ver a esa Creeper en el bosque, juro que la matare con mis propias manos... ¿Oíste?   

-Pfff... Si te oí. 

Me di medía vuelta y me dirigí a la sala, mi  madre se encontraba en ella. Su mirada era la misma de siempre, llena de amor y compasión. Tomé asiento junto a ella, comencé a pensar en esa pequeña y molesta Creeper. Si mi padre estaba hablando enserio, ella corría peligro, pero ¿Por qué rayos me interesa tanto? No es como si....
                                                                                                    Me hubiera Enamorado de ella...


..... :B continuara... 

2 comentarios:

  1. :OOO
    El amor es pureza, si es que alguien tu amas....*cantando* (??
    Ook,ok, amo esta pareja >3< y también amo tu blog Rose :33
    Ayy... no, Kuro, no te alejes ni dejes que la maten :c (?
    Buen capi roseee cx
    Besos!(Dora)

    ResponderEliminar
  2. Ola!!! Me encanta tu blog!! Sigue que estoy con intriga!! Besos!! Publica pronto!! No lo dejes
    votado como otras chicas :(

    ResponderEliminar